Alimentación

Cuando se llega a una edad mayor, la alimentación es de gran importancia, ya que es la base fundamental del buen funcionamiento del organismo.

La tercera edad exige actividad digestiva, de modo que además de las comidas “importantes”, desayuno, almuerzo, y comidas otros dos refrigerios a media mañana y media tarde para que se encuentren durante todo el día con la energía suficiente ya que a medida que pasan los años nuestro sistema digestivo se hace más lento y no absorbe los nutrientes necesarios de las  comidas.

Gozar de una alimentación adecuada le permitirá al adulto mayor mantenerse sano y mejorar cada una de sus actividades diarias.